• Sáb. May 18th, 2024

Michoacán Es

Revista Digital de Michoacán y Mucho +

La disputa por Morelia 1, las diputaciones locales

PorHector Torres

May 11, 2024

Por Héctor Torres

Morelia es, políticamente, el municipio con mayor repercusión en Michoacán y quienes llegan a un cargo público o de elección popular cuenta con una plataforma que lo puede catapultar o hundir, así de importante es la capital michoacana.
Y, por eso mismo, no son pocos los que buscan con todo ganar, en particular quienes ven más allá de la diputación local, la presidencia municipal y apuntan a la legislatura federal, la senaduría o la gubernatura.
Morelia los impulsa o los hunde, así de simple. Y por las diputaciones locales en la capital michoacana van 32 aspirantes, aunque algunos de ellos, o de ellas, son simples instrumentos de sus partidos para captar la mayoría de votos que les permitan seguir figurando en el escenario político.
Para el Distrito 10, son tres los candidatos que tienen posibilidades, pero por el bien de la ciudadanía moreliana, sería bueno que ninguno de ellos llegara. Ellos son Marco Polo Aguirre, del Morena, cuyo pasado reciente lo condena, no hace mucho figuraba en las filas del PRI, partido por el que llegó a la diputación local, es decir, va por la reelección, pero ahora por el Morena y eso no tiene nada contentos a los morenistas, a los fundadores de ese movimiento.

Otro es Mario Alberto Martínez Alcázar, postulado por el PAN y el PRD, es hermano del actual alcalde, Alfonso Martínez Alcázar –va por la reelección-, y eso representa un hándicap a su favor porque puede beneficiarse de la popularidad de su hermano y, tal vez, los recursos públicos del ayuntamiento, pero no es nada conveniente para los morelianos, porque, en caso de que ambos ganaran, se protegerían mutualmente en perjuicio de la transparencia.

Eder López García, del PES, puede dar la sorpresa, pero, pierda o gane, él, en lo personal, ya triunfó; pero, en caso de que ganara el proceso electoral, la ciudadanía no tendría un gran representante pues ese partido seguirá como un instituto familiar.
Janitzi Palomo Calderón, del PRI, sería la opción para los electores desencantados por el arribismo de Marco Polo Aguirre Chávez, la ambición de los Martínez Alcázar y de la empresa familiar llamada PES.
En el Distrito 11, Jonathan Sanata González, del PRI, sería la mejor opción. Su pasado reciente como militante del Verde Ecologista lo puede favorecer, ya que es más conocido por este que por aquel partido. Giulianna Bugarini Torres, del Morena, no es garantía de nada y Andrea Villanueva Cano va por una reelección, y la busca sin tener un trabajo efectivo que la respalde.
En el Distrito 16 no hay vuelta de hoja, ahí ganará Juan Carlos Barragán Vélez, su trabajo de años lo respalda, además de que le pusieron, por parte del PAN-PRD, un candidato inocuo, sin presencia y con muchos señalamientos en su contra, como lo es Antonio García Conejo a quien se le recuerda más por el ridículo de desnudarse en la Cámara Baja del Congreso de la Unión.

En el Distrito 17, Daniela de los Santos Torres, del PRI, parece ir en caballo de hacienda. No hay quien le pueda toser. Nalleli Pedraza Huerta del Morena, es poco conocida y le apuesta a la marca; Carlos Quintana Martínez no ofrece nada positivo, solamente incongruencia, conveniencia y servilismo.
Por cada uno de los distritos hay más aspirantes, unos desconocidos, otros poco conocidos, pero todos estos van por partidos que buscan alcanzar el mayor número de votos que les permitan alcanzar el porcentaje necesario para mantener el registro.
En este caso se encuentran TiempoXMéxico, Michoacán Primero, Más Michoacán, el PES y, en menor medida, el MC. El PRD es un caso especial, va en picada y ya no queda ni sombra de lo que fue y, contra sus principios, se alió con el PAN con el único fin de cachar votos, pero, todo apunta a que será el gran perdedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *